· 

No acepto intimidación de nadie; a los de arriba se les termina el negocio, afirma presidente López Obrador en Acayucan

Por: Redacción

Gobierno de México

 

 

Quienes por necesidad se vieron orillados a participar en negocios irregulares como el robo de combustibles, cuentan ahora con el apoyo del Gobierno de México para acceder a verdaderas opciones de bienestar. Sin embargo, no existe cabida para actos de intimidación por parte de quienes ostentan las verdaderas ganancias de la corrupción.

 

En el marco de su gira por Veracruz, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó una asamblea pública en Acayucan, donde hizo especial mención de las cuantiosas ganancias obtenidas por el robo de combustible a costa de la necesidad de comunidades en situación de pobreza:

 

“Le daban a la pobre gente la oportunidad de que llenaran un recipiente de 20 libros, dos recipientes, 40 litros, mientras los grandes tenían tomas clandestinas en bodegas. Almacenaban combustible, gasolinas y tenían hasta pipas de distribución. Era como otro Pemex, Pemex Bis. Se toleró ese ilícito.”

 

Por ello, expuso que se ha dado el primer paso al ofrecer alternativas de empleo, de estudio y créditos sin intereses a comunidades históricamente relegadas a la pobreza, por lo que continuarán las acciones para erradicar de manera definitiva el robo de combustibles, y advirtió:

 

“Yo tengo consideraciones con la gente que por necesidad tenía que hacer eso, por las circunstancias. Pero ahora ya no va a haber necesidad de llevar a cabo esas actividades, porque el pueblo va a ser atendido, porque va a haber trabajo, porque va a haber bienestar. Y a los del negocio, a los de arriba, se les acaba el negocio. Y no acepto intimidación de nadie.”

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.