· 

Concluyen audiencias públicas en materia educativa; se escucharon todas las voces en un ejercicio plural: Piña Bernal

Por: Redacción

Cámara de San Lázaro

 

 

Legisladores se reunieron con organismos autónomos y autoridades formativas federales y estatales, durante la última audiencia en materia educativa, en el marco del análisis de la iniciativa que reforma los artículos 3º, 31 y 71 de la Constitución.

 

La presidenta de la Comisión de Educación, diputada Adela Piña Bernal, señaló que la evaluación es un proceso inherente en el sistema educativo nacional, se analizará su continuidad con carácter formativo, de retroalimentación, capacitación, actualización y “nunca más de castigo”.

 

La anterior reforma educativa se aprobó en 10 días y emanó de un falso consenso y un pacto político, “que sirvió únicamente para pasar por encima de los ciudadanos, sin tomar en cuenta su opinión”.

 

Reconoció que hoy también se debe conseguir el acuerdo que provenga de un ejercicio de pluralidad, escuchar, y ser abiertos y propositivos. “Un consenso entre la sociedad y sus representantes, porque no hay verdades absolutas ni únicas; nos corresponde a todas y todos”.

 

Piña Bernal enfatizó que durante las siete audiencias se escucharon todas las voces y el común denominador fue la pluralidad y el respeto a todas las formas de pensar. “Hubo muchas coincidencias, la más importante fue que los principales actores del sistema educativo son las niñas, niños y jóvenes. También se habló de interculturalidad, educación inicial, especial y física, de un enfoque humanístico y conceptos de calidad y excelencia”.

 

Los legisladores, aseguró, tomamos nota de cada una de las propuestas y “lo vamos a asumir con toda la responsabilidad”. Enfatizó que “no hay presiones para nosotros, no hay intereses de grupo y tampoco nos dejaremos amedrentar por nadie, somos responsables ante los mexicanos”.

 

Francisco Cartas Cabrera, coordinador nacional del Servicio Profesional Docente de la Secretaría de Educación Pública, consideró un error aplicar criterios sancionadores y persecutorios que parten de la desconfianza hacia los profesionales de la docencia; “la mayor fuerza que tiene México en su educación es, precisamente, el recurso humano en sus maestras y maestros”.

 

Coincidió en que la evaluación establecida a través de la reforma educativa afecta la estabilidad laboral, toda vez que la autoridad cesó a muchos maestros sin ninguna responsabilidad, aplicando evaluaciones estandarizadas que no toman en consideración contextos económicos, sociales y demográficos que inciden en los procesos educativos.

 

Es necesario, reiteró, privilegiar el diálogo ante cualquier otro mecanismo de imposición de estructuras normativas que no obtengan el impacto deseado ante la ciudadanía: “se pretende que se reforme el sistema educativo a través de la consulta a sus actores centrales, buscando que, a partir de la misma, no se realicen modificaciones en materia educativa sin la participación de los maestros, pues son estos últimos quienes tienen el conocimiento y la experiencia que se refleja en su desempeño en el aula”.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.