· 

No es por Defender a Obrador, es por la Aguerrida Defensa a la Monarquía

Carta del Editor

Por: Pablo Meléndez

El Mirador Economía

 

 

La petición del presidente Obrador ha causado revuelo, una carta dirigida al gobierno de España, para que el Rey pida una disculpa en el 500 natalicio de la primera batalla de los colonizadores contra pueblos originarios de México; en Centla, Tabasco, dijo:

 

“No es el propósito resucitar estos diferendos, sino ponerlos al descubierto, no mantenerlos en el subsuelo, como algo subterráneo, porque todavía -aunque se niegue- hay heridas abiertas”.

 

El monarca Felipe VI, consanguíneo directo de los responsables de la invasión a las américas, se negó rotundamente. Su séquito aún titula de "civilizatoria" la muerte de más de 60 millón de pobladores, tan sólo en territorio mexicano, para saciar la ambición de riqueza de exploradores, bandidos y la corona.

 

De entre todos los argumentos que se han difundido, el que demuestra menos sensibilidad y más amor al imperio extranjero es de quienes defienden a la corona como si de su propia monarquía se tratase, señalando que el imperio azteca era más sanguinario que lo que fue la etapa de colonización.

 

Sí bien la carta no cumplía el protocolo para este tipo de peticiones, la reacción mexicana fue peor al reflejar por completo el significado de "malinchismo", que significa: aquel indigena o mestizo que no se siente indio y que busca con toda su fuerza ser de otro lado, español por ejemplo.

 

"El mestizo niega su descendencia india. Se vuelve hijo de la nada" (Octavio Paz).

 

Volvemos al viejo uso del lenguaje, al ser agresores de nosotros mismos recordamos los viejo insultos que poco a poco empezaban a quedar en desuso: indio, pata rajada, hay que mejorar la raza, el niño está morenito pero está bonito...

 

En México, al rededor del 80% de los pobladores tiene sangre indígena en menor o mayor grado (censo de 1910, ultimo en categorizar por raza).

 

Entre nosotros, la discriminación ocurre no por la raza sino por el estatus, por ser de la ciudad o de provincia: "Yo quiero tener una Yalitza en mi casa para que ame a mi hija, de verdad, ese tipo de chicas sí existe todavía, pero todos quisiéramos una Yalitza en nuestra casa" dice la cantante Yuri.

 

En la ciudad, los chilangos, sobre todo los más aguerridos a creerse de un estatus superior, son mestizos por igual, la diferencia es que fueron los favoritos de los españoles, los que nacieron y crecieron en la capital, eso creó en el imaginario que se dejó de ser "indio" y se convirtió en otra cosa.

 

Hoy se ha defendido a la monarquía, de la misma forma que los conservadores la defendieron hace un poco más de 100 años, suplicando que viniera desde Francia para gobernar a estos "indios". 

 

Se dice que no es necesaria una disculpa y se le pide perdón al rey (de forma indirecta o directa) por haberlo ofendido, por esa petición que hizo el presidente.

 

Parece ser que aún sienten que son sus favoritos, tanto que muestran pena para pedir una formalidad que es tan común entre las naciones europeas, denostando que este humilde pueblo de "patas rajadas" es indigno de ese honor. 

 

atte. Un indio al que le arrancaron la lengua

 

La ultra derecha española defendiendo la conquista como civilizatoria.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.