· 

Mandatario visita ranchería Jana Primera Sección para dialogar con ejidatarios sobre siembra de árboles frutales y maderables

Por: Redacción

Cámara de San Lázaro

 

 

Sembrar para reforestar y consumir; producir para comercializar; mejorar el medio ambiente de la región y permanecer en sus lugares de origen para vivir en condiciones de bienestar, son los beneficios que empiezan a obtener productores, ejidatarios y pequeños propietarios de Chiapas a través del programa Sembrando Vida.

 

Así lo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en asamblea ejidal con habitantes, técnicos, coordinadores territoriales, sembradores y campesinos de Chiapas, muy cerca de los límites con Tabasco, donde habló de la importancia de trabajar juntos para alcanzar la meta de un millón de árboles frutales y maderables:

 

“Este es un programa muy importante porque se siembra, se produce, se mejora el medio ambiente, se arraiga a la gente a su tierra, que es un sueño que tenemos que el mexicano pueda vivir, trabajar y ser feliz donde nació, donde están sus familiares, sus costumbres, sus culturas.”

 

El mandatario entabló un acercamiento con los pobladores para recordar que durante décadas las personas del campo padecieron el abandono que las orilló a emigrar lejos de sus comunidades para buscarse un modo de ganarse la vida.

 

Al tratarse de un momento histórico que conjunta la llegada de un gobierno democrático con la urgencia de verdadero bienestar en los pueblos, el mandatario exhortó a los beneficiarios de Sembrando Vida a sacar el máximo provecho de esta oportunidad:

 

Les pido de manera sincera, de todo corazón, nada más que no se desaproveche esta oportunidad, que si van a tener este programa que se apliquen a trabajar con honestidad. Ya hay que hacer a un lado la corrupción, la falsedad, ya es ahora de una nueva etapa. Todos debemos de portarnos bien y de tener palabra y de cumplir nuestros compromisos.

 

Recordó que la inversión para este programa procede de recursos públicos que pertenecen al pueblo y son sagrados, por lo que se requiere actuar con rectitud:

“Nada de estarnos engañando nosotros mismos, que ‘sí voy a ir a sembrar, pero no, no voy porque no tengo ganas, mejor me quedo en la hamaca’. Y se va pasando el tiempo y no se sembró. Y se recibe el apoyo, pero no se desquitó porque no se trabajó.”

 

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.