· 

Se lleva a Cabo Inauguración de Congreso: "Congreso: análisis de las políticas públicas del gobierno federal 2018-2024"

Por: Redacción

Secretaría de Gobernación

 

 

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador va avanzando bien, adaptándose, con nuevas dinámicas; pero lo que sí va muy bien es el cambio de régimen, entendido como una nueva dinámica en el ejercicio del poder, clave para la transformación en el país, afirmó el Subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Zoé Robledo.

 

“El Gobierno se está adaptando, hay nuevas reglas, pero el cambio de régimen es lo que me parece más relevante en términos de lo que se ha planteado”, sostuvo al participar en el “Congreso: análisis de las políticas públicas del gobierno federal 2018-2024”, organizado por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Durante la mesa: “Democracia. Pesos y contrapesos en la nueva administración federal”, el Subsecretario de Gobernación aseguró que una de las tareas fundamentales de la Secretaría de Gobernación es la construcción de un Estado de Derecho, el cual debe ser entendido como el diálogo permanente del Gobierno con todos los actores, y no como el uso de la fuerza pública para establecerlo.

 

“Aún hay quienes interpretan como sinónimos el Estado de Derecho y el uso de la policía. Eso está visto de una manera completamente diferente, primero el diálogo y después seguir en el diálogo, partiendo de la revisión de lo que ha ocurrido”, expuso.

 

Destacó que en el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de Gobernación será “un árbitro de la sociedad, que está, sin interferencias, sin intervenciones inadecuadas, hablando de manera permanente con todos los actores”.

 

Comentó que la Secretaría de Gobernación tuvo un profundo rediseño institucional que le quitó de su ámbito las tareas de seguridad pública.

 

“La separación no es como una cirugía de apéndice, sino un rediseño más profundo: regresar a la arqueología institucional de la Secretaría de Gobernación para mantener las relaciones internas del Gobierno con los gobiernos locales y sus poderes”, manifestó.

 

Comentó que por primera vez, el Poder Legislativo federal va a tener una participación directa en las observaciones al Plan Nacional de Desarrollo, el cual es un documento político más que procedimental o de carácter jurídico.

 

Otra de las competencias de Gobernación dentro de las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública es el fortalecimiento de los poderes judiciales en los estados.

 

Además, se creó en la Unidad de Enlace una Dirección General de Órganos Constitucionales Autónomos, que es donde se están planteando los términos de una relación institucionalizada.

 

Zoé Robledo sostuvo que otro cambio importante en el nuevo Gobierno es que no hay una lógica de disciplina partidista, ni un filtro para la presentación de iniciativas en el Congreso de la Unión, como sí lo hubo el sexenio pasado.

 

“No hay control sobre la agenda legislativa, por eso hay tantas iniciativas, y creo que es algo positivo, mucho mejor que un arreglo como se tenía antes”, indicó.

 

En la inauguración del “Congreso: análisis de las políticas públicas del gobierno federal 2018-2024”, participó la directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Angélica Cuéllar Vázquez.

 

La mesa: “Democracia. Pesos y contrapesos en la nueva administración federal”, la moderó José Woldenberg, y participaron como ponentes Jacqueline Peschard y Khemvirg Puente Martínez.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.