· 

Ceremonia de El Grito de Independencia en la CdMx

Por: José Vilchis Guerrero

El Mirador Economía



Este domingo 15, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó el primer grito de Independencia de su sexenio, durante una jornada que incluyó diversos actos culturales y artísticos en la Ciudad de México, donde se vivió una fiesta popular, masiva, en la que participaron más de mil artistas en los escenarios de Los Pinos y el Zócalo de la Ciudad de México, a donde acudieron más de 130 mil asistentes, según cifras estimadas por las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.


Fue una noche espectacular en la que mexicanos provenientes de diversas ciudades del país y turistas extranjeros disfrutaron espectáculos artísticos y música vernácula de orquestas y mariachi desde las cuatro de la tarde. El festejo por el 209 aniversario de la Independencia de México se replicó en todos los rincones del país. 


En punto de las once de la noche, el presidente Andrés Manuel López Obrador salió al balcón del Palacio Nacional, acompañado solamente de su esposa, Beatriz Mueller, para encabezar la ceremonia cívica.


En el Grito de la Independencia, primero de la Cuarta Transformación, López Obrador cumplió lo prometido e hizo 20 menciones para festejar a los personajes más importantes de la independencia de México y su configuración como república soberana: Gritó vivas a la Independencia, Miguel Hidalgo, José María Morelos y Pavón, Josefa Ortíz de Domínguez, Ignacio Allende, Leona Vicario, Madres y Padres de la Patria, Héroes anónimos, Heroico Pueblo de México, Comunidades Indígenas, la Libertad, la Justicia, la Democracia, la Soberanía, la Fraternidad Universal, la Paz, la Grandeza cultural de México, y tres veces Viva México, Viva México, Viva México.


A través de las cámaras y micrófonos del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR), se transmitieron todos los detalles del evento tanto del interior del Palacio Nacional, como de los escenarios que se montaron frente a la Catedral Metropolitana. Fue una transmisión en cadena nacional a través de las estaciones y canales del sistema público como Canal 11, Canal 14, Canal 22, Radio Educación y las 17 estaciones del Instituto Mexicano de la Radio (IMER).


Según informó Jenaro Villamil, titular del SPR, el encadenamiento se hizo de manera voluntaria por parte de los medios públicos y los medios privados determinaron lo que haría cada quien con su cobertura. Desde las 16 horas hubo una transmisión desde el Zócalo, pero la fundamental se efectuó de las 21:30 a las 23:30 horas incluidas cápsulas narrativas de los hechos históricos que dieron origen al movimiento de la Independencia.


Se calcula que en total 500 estaciones y 28 televisoras públicas del país participaron en la transmisión para cubrir 71 por ciento del territorio nacional, y se pudo haber llegado a 3 millones de hogares de mexicanos en Estados Unidos, a través del Canal 11 y Canal 22.


Dos días antes, el mandatario pidió en un video publicado en Twitter acudir a la Plaza de la Constitución a partir de las 16:00 horas, “sin alcohol y sin armas”, para recordar “a las madres, padres de la patria y al pueblo heroico que siempre ha luchado por la democracia y la soberanía nacional”.


En tanto, a la convocatoria de la Secretaría de Cultura este 15 de septiembre, en el Zócalo capitalino brillaron las culturas de México con la presentación de bailes y música regional de los 32 estados de la República, que primero se presentaron en la ex residencia presidencial de Los Pinos.


Alejandra Fraustro, secretaria de Cultura, señaló que por primera vez en la historia de México se abrieron Los Pinos para conmemorar la Independencia. Dijo que se tenía contemplada la participación de Celso Piña, por lo que se realizó un homenaje para el cantante. Las actividades en este espacio empezaron desde las 13 horas.


Para la conmemoración del 209 aniversario del inicio de la Independencia de México en Los Pinos, las actividades iniciaron con música, artesanías, cuentacuentos, danza y representaciones teatrales, que incluyeron la muestra “Hilos que danzan. Por los saberes colectivos”, cuyo objetivo es fomentar e impulsar la protección y el ejercicio de los derechos colectivos que las comunidades y pueblos indígenas, afromexicanos y equiparables tienen sobre las técnicas, conocimientos, y diseños heredados.


La compañía Danza visual presentó “Desde el caparazón de la tortuga“, inspirada en la novela Momo, de Michael Ende. Luego siguió la presentación de la Orquesta Escuela Carlos Chávez (OECCh), que interpretó valses, danzones, huapangos e hizo un tributo al compositor José Ángel Espinoza “Ferrusquilla”.

Vino entonces la presentación del Ballet Mexicano de la Discapacidad; un cuentacuentos narró “El despertar de Atlachinolli”; el Ensamble MTZ, el Conjunto de Arpa Grande del Altiplano, un cuarteto de guitarras y soprano y el Ensamble Tradicional “Alegría del Son”.


A partir de las 19:00 horas se efectuó el Homenaje Nacional a Celso Piña: Cumbia para el mundo, en el que se presentaron bandas como La China Sonidera y La Ronda Bogotá, que realizaron colaboraciones con el “Rebelde del acordeón“, fallecido el 21 de agosto pasado.


El festival denominado Culturas de México contó con la representación de las 32 entidades y según los cálculos de los organizadores, fueron casi mil los artistas que se presentaron en Zócalo capitalino.


En punto de las 23 horas, con un Zócalo rebosante de asistentes, el presidente López Obrador cumplió con el rito tradicional del Grito de Independencia y posteriormente hubo un concierto de la banda del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe con la participaron espectacular de Horacio Franco a la flauta y la cantante Susana Harp, quien interpretó La Llorona entre vivas y aplausos, que no dejaron de escucharse a la participación de Eugenia León, quien fue la estrella que brilló antes que los fuegos artificiales, espectáculo que vino después y que fue coronado con la presentación del mariachi en conjunto de la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina, y posteriormente llegó la Banda Limón, que dió paso al masivo baile popular.


También se cumplió con el anuncio que hizo días antes Zoé Robledo, director del Instituto Mexicano del Seguro Social, al dar a conocer el programa de actividades para las fiestas patrias, que concluyeron no precisamente con una cena de lujo, como había ocurrido en años anteriores, en que gobernaron el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido Acción Nacional, sino con un convivio en el patio central de Palacio Nacional que incluyó simplemente antojitos tradicionales y aguas frescas de sabores en vitrioleros. El presidente López Obrador estuvo acompañado por el cuerpo diplomático, integrantes del gabinete e invitados especiales.


Respecto a cuestiones de seguridad y movilidad, hubo acuerdos de coordinación del gobierno de Ciudad de México y el Sistema de Transporte Colectivo Metro, para extender los horarios para que la gente pudiera acceder sin dificultad a la Plaza de la Constitución, tomando todas las medidas de seguridad y de protección civil normales. 


Para la organización de los festejos patrios se creó la Comisión Presidencial para la Conmemoración de Hechos, Procesos y Personajes Históricos de México, la cual está integrada por la Secretaría de Gobernación (Segob), Secretaría de Educación Pública (SEP), Secretaría de Cultura,  la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería de la Presidencia, la Coordinación de Memoria Histórica y Cultura de México, el Sistema Público de Radiodifusión, el Fondo de Cultura Económica; el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, y el Instituto Mexicano del Seguro Social.


Como ocurrió el año pasado, el repique de las campanas de la Catedral Metropolitana fue simulado mediante una grabación, ya que los campanarios no han sido reparados por las afectaciones que sufrió en los sismos de 2017, informó el Padre José de Jesús Aguilar.


El sacerdote Aguilar rememoró sobre un video difundido el año anterior en el que abordó el tema: no se pudieron tocar las campanas ante la llegada del nuevo arzobispo, Carlos Aguiar Retes, y se tenía la esperanza de que pronto se pudieran tocar. Lamentablemente, después del apuntalamiento de los campanarios por parte de la Dirección General de Sitios y Monumentos los trabajos parecen haberse detenido, por lo que el coro de campanas sigue enmudecido y no se sabe todavía (por) cuánto tiempo más.


En una ficha informativa, Aguilar dio a conocer que el cuerpo de bomberos llegó a la Catedral para hacer la recepción -entre 7 y 10 toneladas- de la pólvora que se utilizó en la ceremonia del Grito, la cual permaneció en la calle de Guatemala.


Comentó que el cabildo de Catedral ha pedido siempre una información detallada de la cantidad de pólvora y la repercusión por las vibraciones que retumban en el piso al ser lanzada la pirotecnia a lo alto; sin embargo, nunca la han recibido. 


Recordó que en una ocasión la pirotecnia degolló una escultura de la fachada y, en otra, dañó la bandera del asta de Catedral. Además, en ocasiones quienes realizan la pirotecnia se retiran después de lanzarla pero no recogen la basura que deja la misma al caer en los atrios.


El padre Jesús Aguilar precisó que la Secretaría de Defensa tomó posesión de las instalaciones de la Catedral para proteger la integridad del presidente Andrés Manuel López Obrador el 15 y 16 de septiembre, vigilar el lanzamiento de la pirotecnia y tocar todas las campanas durante el Grito.


Por otra parte, durante una conferencia matutina en el Palacio Virreinal, López Obrador anunció días antes que para las fiestas patrias del 15 y 16 de septiembre, Una aportación adicional de nuestras Fuerzas Armadas será la incorporación y representación de las tres transformaciones previas: la Independencia, la Reforma Liberal y la Revolución.


Informó que con este motivo, algunas áreas de Palacio Nacional se abrirán al público para que se aprecien las obras de arte que se encuentran en los salones del recinto, en tanto que la sala de juntas se llamará Daniel Cabrera y Los Olvidados. Dio a conocer que la sala de juntas ya no va a ser el comedor que se usaba para los actos y se va a conservar como está actualmente.


Dijo que en este nuevo espacio va a estar Valentín Campa, Othón Salazar, Heberto Castillo, el doctor Salvador Nava y otros hombres que lucharon por la justicia social y la democracia en los últimos años, y que ayudaron a que se iniciara la Cuarta Transformación. El mandatario indicó que ya se trabaja en la adecuación de esta sala que antes era utilizada por el Estado Mayor y que cuenta con muebles de lujo, además de invitar al pueblo a conocerla una vez que esté concluida.


-0-0-0-0-0

El aniversario de la Independencia de México es una de las fiestas más esperadas y celebradas en todo el país, pero hay pasajes de la historia y algunos elementos que poco se conocen en torno a la conmemoración de la fecha en la que el pueblo mexicano se liberó de la opresión del gobierno español.

 

Hay historiadores, como Martha Terán, Paco Ignacio Taibo II, Lorenzo Meyer y Pedro Salmerón Sanguines, que afirman que lo que comúnmente conocemos y celebramos como “el grito” es un festejo adelantado, pues el cura Miguel Hidalgo no dio el grito de Independencia a las cinco de la mañana del 15 de septiembre, sino a las dos de la mañana del 16 de septiembre de 1810.

A través del Canal Once, los cuatro historiadores hicieron una serie de consideraciones en torno a la Independencia en los que resaltaron las condiciones sociales en que se encontraba la sociedad mexicana, como la opresión del pueblo, sojuzgado por los españoles que explotaban las minas en Guanajuato en las que los trabajadores eran oprimidos con jornadas laborales prolongadas que acortaban sus vidas. Un trabajador de las minas no duraba más de tres años su vida productiva, porque en ese lapso era víctima de todo tipo de afecciones que lo llevaban a enfermedades que les producían la muerte.

 

La guerra de Independencia fue provocada por la desigualdad social que prevalecía entonces entre la población que en 80 por ciento era rural y de bajos recursos, por lo cual se proclamó la lucha por la liberación de los oprimidos, hombres del campo y artesanos que eran

explotados por los gobernantes de la Nueva España.

 

Para 1810 estaba en auge la revolución industrial y con la guerra de Independencia hubo una crisis, pero no la provocaron los rebeldes, que únicamente pretendieron modificar las estructuras de dominación en las que estaban siendo explotados por los españoles. 

 

Los cuatro historiadores destacaron la personalidad avasallante de Miguel Hidalgo y Costilla, José María Morelos y Pavón, Ignacio López Rayón, Leona Vicario, Vicente Guerrero, Mariano Matamoros, Ignacio Allende, Hermenegildo Galeana y todos los que con Iturbide hicieron posible el Plan de Iguala, en el que quedó asentado que México ya era una nación independiente del gobierno español con el Ejército Trigarante que ofreció Iturbide.

 

Algunos autores dejaron correr la versión de que celebramos la Independencia el 15 de septiembre por una disposición de Porfirio Díaz, que gobernó nuestro país durante más de 30 años, porque en esta fecha celebraba su cumpleaños. Se sabe que la primera conmemoración del Grito de Independencia la hizo Ignacio López Rayón el 16 de septiembre de 1812 en Hidalgo.

 

La campana que hizo sonar anoche el presidente López Obrador es la misma que hizo sonar Miguel Hidalgo y Costilla para motivar al pueblo mexicano para levantarse en armas el 16 de septiembre de 1810. Fue conservada por los gobiernos liberales como uno de los símbolos patrios. La del Palacio Nacional es la misma campana que hizo sonar Hidalgo en la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores.

Para estas fechas, uno de los platillos más patrióticos de la gastronomía mexicana son los Chiles en Nogada. Se dice que las cocineras que inventaron esta exquisita receta fueron las madres agustinas del Convento de Santa Mónica, en Puebla, quienes al enterarse que el general Iturbide estaba en la localidad he iba a celebrar su santo decidieron crear un platillo que Iturbide no hubiera probado antes para que no olvidara aquellas tierras; además el platillo original lleva en sus colores la representación de la bandera del Ejército Trigarante.

 


El Chile en Nogada es uno de los platillos más tradicionales de la gastronomía mexicana y también uno de los más polémicos en cuanto a la forma de prepararlo se refiere. Con sus más de 10 ingredientes ha sido clasificado por algunos chefs como “El primer platillo del México independiente” y sus colores homenajean al mayor símbolo patrio del país.

Según una teoría entre los conocedores, es el platillo más polémico por las diferentes formas de presentarlo, no deja de ser un ícono de la cocina mexicana que nos representa a todos por sus vivos colores, exquisitos sabores y aromas. En síntesis, podría decirse que es un retrato de la cultura mexicana donde el caos que se genera en su preparación concluye en la más pura perfección, según los expertos.

El parque donde miles de familias van de fin de semana, conocido como La Marquesa y ubicado en los municipios de Ocoyoacac , Huixquilucan y Lerma en el Estado de México, realmente fue el escenario de una de las victorias en batalla más importantes que obtuvo el ejército insurgente liderado por el cura Hidalgo.  

También conocido como el Monte de las Cruces, a las afueras de la Ciudad de México, en este lugar murieron miles de hombres, entre ellos militares del ejército liderado por Allende, Aldama y Abasolo; los sobrevivientes, a las órdenes del virrey, escaparon dispersándose entre la naturaleza del actual Parque Nacional Insurgente, mejor conocido como La Marquesa.

 

 

Bloqueos en la Ciudad de México

Durante la mañana de ayer, vecinos de la colonia El Rosario, Alcaldía de Azcapotzalco, al norte de la Ciudad de México, bloquearon las avenidas Aquiles Serdán y El Rosario, así como con la calle Hacienda de Sotelo para reclamar por una escasez de agua que se agravó en el último mes y medio. Decenas de vecinos mantuvieron cerrada la circulación vehicular, en tanto que sobre la avenida Cuauhtémoc y en su cruce con la calle Dr. Juan Navarro, en la colonia Doctores, decenas de damnificados por el sismo del pasado 19 de septiembre hicieron lo propio en demanda de una pronta solución para el estado de sus viviendas.

 

También y de nueva cuenta, unos 500 policías federales que se niegan a integrarse a la Guardia Nacional tomaron las instalaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en plena celebración de el Grito de Independencia con la consecuente afectación a los vuelos de varias compañías de aviación que ofrecieron alternativas a los usuarios.


La seguridad pública

Cinco mil elementos de seguridad vigilaron cinco accesos para ingresar a la Plaza de la Constitución, los cuales fueron resguardados por oficiales locales, informó el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Jesús Orta Martínez.


Los cinco accesos principales se ubican uno sobre 20 de Noviembre, otro en Pino Suárez, Madero, 5 de Mayo y 16 de Septiembre. Asimismo, en las bocacalles o entre calles de éstas hubo personal al pendiente de la seguridad.


En declaraciones a los medios de comunicación, Orta Martínez apuntó que fue instalada la base Morelos en el edificio de Gobierno, donde hubo elementos de las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional, así como autoridades de las secretarías de Gobernación y de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno capitalino.


Pese al cerco de seguridad que se estableció en el Zócalo, en la víspera ocurrió un hecho que parece formar parte de la normalidad en la Ciudad de México. La tarde del sábado un hombre murió tras ser baleado por dos delincuentes mientras comía en un restaurante de la colonia Juárez, alcaldía Cuauhtémoc. De acuerdo con versiones extraoficiales, la víctima, de aproximadamente 30 años, se encontraba dentro del establecimiento La Noria, ubicado en las calles de Londres y Havre, cuando fue agredido por dos hombres.


Al parecer se trató de un ajuste de cuentas, pues el ataque fue directo y sin mediar palabra. La zona fue acordonada por los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a la espera de los servicios periciales. No hubo personas lesionadas.


Fue, en síntesis, una ceremonia cívica en la que una vez más, el pueblo disfrutó de la cultura, la música, los colores, los sabores, la comida y las bebidas nacionales del ritual que cada 15 de septiembre despierta el patriotismo de los mexicanos, que vivieron en paz la fiesta.

Presidente López Obrador y su esposa Beatriz Mueller
Presidente López Obrador y su esposa Beatriz Mueller

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.