· 

Los programas sociales necesitan Reglas de Operación claras para su mejora y combatir la corrupción

Por: Redacción

Cámara de San Lázaro

 

 

La diputada por Jalisco y secretaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Laura Imelda Pérez Segura (Morena), manifestó que para conocer los resultados de los programas sociales impulsados por el Ejecutivo federal, se requieren Reglas de Operación que permitan medir la efectividad de sus acciones y evaluarlos objetivamente.

 

Pérez Segura hizo referencia a los datos publicados por México Evalúa el pasado mes de marzo, en donde se señala que del recurso destinado en 2019 para subsidios, el 58 por ciento (365,000 millones de pesos) fue hacia programas sin reglas de operación.

 

Señaló que una tarea pendiente y urgente es crear las herramientas necesarias para hacer llegar los recursos a la población objetivo, y “eliminar por completo las prácticas de opacidad y corrupción de las administraciones pasadas”.

 

De los programas creados durante el actual sexenio, destacan los implantados por la Secretaría del Bienestar como: Pensiones para Adultos Mayores y Sembrando Vida, seguidos del programa por la Secretaría del Trabajo: Jóvenes Construyendo el Futuro.

 

Ambas secretarías concentran el 44.66 por ciento de todo el recurso destinado en 2019 a programas sin reglas de operación, con 123 mil millones de pesos y 40 mil millones de pesos, respectivamente.

 

La legisladora expresó que sólo 5 de los 19 programas que otorgan subsidios tienen lineamientos básicos como: características mínimas de operación, cobertura, procedimiento de entrega de recursos y población objetivo. Sin embargo, no hay una metodología de evaluación y control que permitan darles seguimiento y medir el impacto real.

 

Estos programas tienen su razón de ser en el combate a la desigualdad social y su fundamento en la principal tarea de la política fiscal, que es la redistribución del ingreso. Su objetivo es apoyar a los grupos vulnerables de la población con la finalidad de brindarles oportunidades que les ayuden a superar su situación y que con esto tenga un mayor dinamismo la economía nacional.

 

En este sentido, la diputada Pérez Segura mencionó que los programas sociales están creados desde un enfoque muy racional y con un propósito de suma importancia, como es brindar oportunidades a los sectores que durante años fueron excluidos de las prioridades de gobiernos anteriores.

 

Sin embargo, se requiere maximizar la transparencia, fijar los criterios claros para ser acreedor a estos programas y tener herramientas de evaluación de desempeño, así como de impacto social.

 

“La inclusión laboral, el bienestar de personas con discapacidad, el apoyo a los estudiantes, entre otros, son prioridades, por lo que resulta relevante contar con mecanismos para hacer eficientes los programas sociales y así lograr sus objetivos”, apuntó la diputada, del grupo parlamentario de Morena.

 

Las y los legisladores de esta LXIV legislatura sumaremos esfuerzos para que los programas sociales incluidos en este presupuesto cumplan con sus respectivas metas y tengan un impacto positivo en los mexicanos, concluyó.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.