· 

En Zacatecas hay comunidades de migrantes cubanos, bolivianos y colombianos

Por: José Vilchis Guerrero

El Mirador Economía

 

 

Desde finales del gobierno de Enrique Peña Nieto se incrementaron las medidas de seguridad y cuidados para garantizar la integridad y los derechos humanos de los migrantes de las caravanas centroamericanas con destino a Estados Unidos, a su paso por el territorio zacatecano, donde encontraron una gran solidaridad mexicana. Muchos de ellos vienen huyendo de la violencia y de la delincuencia de sus países y otros en busca de empleo y un mejor nivel de vida.

 

“Desde que concluyó el sexenio anterior y al iniciarse el presente, el flujo migratorio se incrementó y superó por mucho al que se había tenido en años anteriores, por lo que se fortalecieron los programas de apoyo a los migrantes para garantizarles su estancia en el país en su paso hacia Estados Unidos”. Ellos no tienen como propósito quedarse en México, pero muchos que no logran cruzar la frontera se quedan a vivir en nuestro país.

 

Acompañado por Magdalena Núñez Monreal, Comisionada Política del Partido del Trabajo en la Ciudad de México, Ignacio Frayre Zúñiga informó en conferencia de prensa que entre enero y julio de este año fueron repatriados a Zacatecas tres mil 478 migrantes de los centroamericanos que no lograron el llamado “sueño americano”. 

 

Ignacio Frayre Zúñiga, titular del Instituto Nacional de Migración (INM) en Zacatecas, dijo que por lo que toca a la migración mexicana hacia Estados Unidos, procede históricamente principalmente de Michoacán, Oaxaca, Zacatecas, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y en menor medida de Puebla y Guerrero y todavía menos del resto de los estados de la República.

 

Muchos de los migrantes que provienen de Centroamérica y Sudamérica que no logran llegar a Estados Unidos se han instalado desde hace décadas en diversos municipios de Zacatecas. Son comunidades de tres generaciones de cubanos, bolivianos y colombianos, debido a que no pudieron llegar a su destino y encontraron empleo en la minería y el comercio. Aunque también hay asentamientos de Honduras y Guatemala, de chinos y japoneses, aunque se han detectado también de África, comentó el funcionario del INM. Todos ellos ya están debidamente documentados y tienen la nacionalidad mexicana.

 

Las comunidades de extranjeros que radican en Zacatecas se ubican en los municipios de Mazapil –donde hay una fuerte industria minera de Canadá- Fresnillo, Sombrerete, Guadalupe y Zacatecas. Informó que por ejemplo en Fresnillo la comunidad de extranjeros –de Chile, Venezuela, China, Japón, Cuba, Bolivia y Colombia, que también se distribuye en otros municipios- es de tres mil, y otros tantos en los demás municipios, que ya están debidamente documentados.

 

Con la crisis migratoria reciente, fueron rescatados 120 migrantes en Fresnillo que cuando lo solicitaron tuvieron una repatriación asistida. Migrantes que tuvieron alimentación y alojamiento durante su estancia en el país, refirió Frayre Zúñiga en entrevista. De enero a julio de 2018 fueron 680 y en ese mismo lapso de 2019 fueron mil 600 que fueron repatriados.

 

“En Zacatecas es tal la migración que 1.5 millones viven en el Estado y otra cantidad igual radica en Estados Unidos”, comentó Frayre Zúñiga, quien destacó que el programa Paisano es relevante sobre todo para los michoacanos, oaxaqueños y zacatecanos, porque se busca garantizar su seguridad desde que salen de Estados Unidos hacia sus comunidades. 

 

Como un logro en el programa Paisano, dijo que este año disminuyeron las quejas contra la Policía Judicial Federal, cuyos elementos con frecuencia los extorsionaban en su viaje a sus destinos. “Ahora hay más coordinación con ellos”, dijo.

 

Son las remesas la principal fuente de ingresos para estas entidades y las demás que expulsan mano de obra a Estados Unidos y otras naciones. De 58 municipios zacatecanos, 20 son los que más migrantes expulsa hacia el país del norte. Mientras que el presupuesto anual para Zacatecas es de 25 mil millones de pesos, esa misma cantidad suman las remesas, que han permitido fortalecer la economía estatal por muchos años.

 

La migración en Zacatecas, desde la Conquista

 

Los procesos migratorios en Zacatecas por parte de Chichimecas, Tlaxcaltecas, Huachichiles, Mexicas, Tarascos y otros pueblos originarios se iniciaron en 1546, luego de la Conquista española. Todos ellos tenían su propia lengua y se comunicaban entre ellos cuando había coincidencias o de otro modo había violencia entre los grupos.

 

También había migrantes españoles cuando se arriesgaban a cruzar por el Cerro de la Bufa, según se relata en la obra clásica de Hernán Cortés, Cartas de Relación, en las que refiere que siempre había competencia entre los grupos de migrantes venidos del sur de la Nueva España, informó el historiador zacatecano Doctor José Enciso Contreras.

 

Hernán Cortés únicamente buscaba las riquezas igual que los españoles Vascos, que incluso se negaban a hablar en español y sólo se expresaban en su idioma; atraídos por la plata de las minas de Zacatecas, también llegaron chipriotas, flamencos, aragoneses, alemanes y franceses de Flandes, casi todos protestantes. La mayoría llegaban a Sombrerete, dijo Enciso.

 

“Entre los diversos pueblos originarios había una costumbre en la celebración de fiestas trágicas los días domingo, que consistían en enfrentamientos cuerpo a cuerpo, a veces armados, para hacerse daño unos a otros, en equipos por cada pueblo, entre Tarascos y Mexicas, o entre otros competidores”.

 

El vino, las tunas y la carne de caballo, de vaca y de mula fueron los grandes descubrimientos de los migrantes indígenas, quienes entonces no apreciaban la plata, pues no tenía para ellos ningún interés, porque no les servía para nada. Se quedaban en distintas poblaciones de Zacatecas por temporadas y luego regresaban a sus lugares de origen.

 

Los Chichimecas y los Huachichiles, junto con los Zacatecos, que eran dueños de algunos parajes, comenzaron por hacerles la guerra a los migrantes de otras regiones y en las luchas sangrientas les cortaban las cabellleras y se comían los testículos de los caídos, porque así se apropiaban de su vitalidad y su valor guerrero.

 

Luego hubo cuadrillas de indígenas que extendieron la migración hacia Parral, Chihuahua y otros estados del norte en el siglo XVI y participaron en la formación de una economía y nuevas formas de vida en los sitios donde se descubrían nuevos yacimientos de la minería. Fue precisamente en 1546 cuando detonó la migración europea hacia México y  Zacatecas en particular.

 

En el período Colonial se conformaron otros centros, como Saltillo, Coahuila; Monterrey, Nuevo León y Chihuahua, donde surgió el latifundismo en una sociedad cerrada y discriminatoria. En el México Independiente Morelos propuso traer al país extranjeros productivos, en un esquema liberal. Se promovió entonces la migración en Europa y fue el inicio de la llegada de los Menonitas al norte del país. Ellos conservan sus tradiciones, su religión y se producen migraciones de Chihuahua y Zacatecas a Bolivia.

 

En el siglo XIX se produjo la migración de chinos y japoneses; los cubanos viajaron al norte del país con la intención de cruzar a Estados Unidos. Por las migraciones internas de zacatecanos hacia diversos estados pierde en 5 años 15 mil habitantes. En 1861 había 16 mil habitantes y para 1900 el Porfiriato fue muy exitoso y Zacatecas tuvo 39 mil habitantes que para 1910 disminuyeron a 25 mil. Después de la Batalla de Zacatecas sólo había 15 mil habitantes.

 

Por esas migraciones internas, Durango, Chihuahua y Zacatecas tuvieron casas abandonadas por 40 años de soledad en que algunos migrantes recién llegados llegaron a comprar a precios de verdaderas gangas. En 1930 los migrantes libaneses trajeron la modalidad de las compras en abonos. Fue el origen de la mezclilla como la tela más popular en la confección de la ropa de los mineros. De entonces proviene el apellido Kuribreña, del ex candidato priista a la Presidencia de la República, José Antonio Meade.

 

Las comunidades de judíos y libaneses crearon sus propias instituciones y se integraron a la sociedad local; la importancia de la migración levantina radica en que su arraigo fue a través del comercio en la naciente sociedad zacatecana. Por todas las circunstancias históricas, México es atractivo para la migración. Y la centroamericana nunca había sido tan numerosa.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.