· 

Ningún gasto en cultura es superfluo; está fuera de prácticas políticas o electorales: Alejandra Frausto

Por: Redacción

Cámara de San Lázaro

 

 

Ante diputados de las comisiones de Cultura y Cinematografía, y de Radio y Televisión, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, resaltó que esta materia no es un adorno en el Gobierno federal, sino uno de los ejes de la transformación.

 

Puntualizó que ningún presupuesto ni dinero en cultura es gasto superfluo. Se ejerce de manera consciente y donde más se requiere; tiene que ver con la territorialización y alejado de cualquier práctica que se pueda confundir con lo político o electoral.

 

“Hay una apertura plena en las convocatorias para democratizar el acceso a todas las personas. Si en algo existe la reconciliación es en la cultura; lo que más vale en ella es la defensa de las libertades, de todas aquellas que no piensen y sí piensen como nosotros. Jamás hemos censurado ni censuraremos alguna creación. Nunca estaremos en ese tipo de prácticas que restrinjan las libertades; ése es el mandato en todas las áreas”, aclaró.

 

Al iniciar la primera ronda de preguntas-respuestas-réplicas, el diputado de Encuentro Social, Ricardo de la Peña Marshall externó su preocupación sobre el Programa de Cultura Comunitaria, el cual se ha emprendido en 191 municipios con alta incidencia delictiva. Preguntó: ¿cuál ha sido su impacto y alcance y qué seguimiento se ha dado a estas actividades culturales? Además, pidió conocer ¿cómo va el avance en el ejercicio de los 12 mil 850 millones de pesos que se destinó a la difusión?

 

Mencionó que la cultura es un oxigenante social que permite renovar vínculos entre las personas. “Le pedimos una mayor disposición y generosidad del gobierno federal hacia el gremio artístico. Invirtamos en la cultura; no es un despilfarro ni son mercancías, es una forma de hacer persistir nuestras identidades”.

 

Por MC, el diputado Jacobo David Cheja Alfaro indicó que es triste que el gobierno federal tenga desinterés por la cultura, pues “las decisiones tomadas al vapor no están dando los resultados esperados. Por el contrario, sí han tenido consecuencias que afectaron al sector en México y su proyección a nivel nacional e internacional”.

 

Interrogó sobre si se han recibido más solicitudes de apoyo especial a los proyectos rechazados y qué mecanismos se implantan para que en un futuro se respalde de manera concisa y oportuna a festivales que quedaron fuera del presupuesto.

 

José Luis Montalvo Luna, diputado del PT, expuso que una sólida política cultural es fundamental para el fortalecimiento de la identidad y el reconocimiento del pasado histórico que “nos define como mexicanos, así lo entiende el Presidente; nos consta, a través del trabajo de la secretaría para que llegue a todos los rincones del país, privilegiando a los sectores más vulnerables”.

 

Se congratuló del compromiso del gobierno federal por democratizar el acceso a la cultura. Inquirió sobre las acciones legislativas necesarias para coadyuvar a la conservación y promoción de las lenguas indígenas, sobre todo cuando la mayor parte de ellas están en proceso de extinción, y respecto de los avances de la administración para democratizar el acceso a la cultura y lograr incluir a aquellos sectores históricamente excluidos.

 

Del PAN, la diputada Karen Michel González Márquez indicó que en estos meses de gobierno los alcances de la dependencia se han visto limitados por austeridad, pues se considera que el desarrollo del sector es superfluo y “gran parte del gasto ha sido con fines electorales; esto terminará haciéndole mucho daño al país”. Cuestionó sobre los alcances de la dependencia en términos de cobertura poblacional con el delgado presupuesto asignado en 2019.

 

“En su discurso hay un conformismo en los recursos para el presupuesto del próximo año, comparado con los anteriores, y seguramente esto va a provocar que sigamos retrocediendo en promoción y motivación de las actividades creativas y formativas del país. La invitamos a que sea una aliada del pensamiento crítico, de la eliminación de la censura y autocensura, que ha asfixiado varios rincones de la televisión y radio”, agregó.

 

El diputado Mario Ismael Moreno Gil (Morena) consideró necesario el fortalecimiento de la dependencia y sus organismos, los cuales son pilares de las actividades artísticas y culturales del país. Interrogó: ¿de qué manera las diversas expresiones se apoyan en los medios de comunicación y en el Sistema Público de Radiodifusión? ¿Qué herramientas se tienen contempladas para implementar la capacitación de los funcionarios? ¿Qué se requiere para tener una política de alto impacto?

 

Su compañera de bancada, diputada Xóchitl Nashielly Zagal Ramírez señaló que con la Cuarta Transformación se pasó “de la cultura del poder al poder de la cultura”, la cual ostentan las y los ciudadanos sin distinciones ni excepciones. Además, se congratuló con la apertura de Los Pinos y el crecimiento de visitantes en museos y zonas arqueológicas.

 

Al responder, Frausto Guerrero señaló que el Programa de Cultura Comunitaria es un espacio público fundamental para recuperar la confianza, ya que ahí la sociedad se reconoce y los artistas locales tienen oportunidad de participar. A la fecha, hay 339 semilleros creativos (orquesta, coro, compañía de teatro, colectivo de cine, colectivo de fotografía y creación literaria).

 

Mencionó que la cultura no es un adorno en el gobierno federal, sino uno de los ejes de la transformación. En cuanto a los festivales, afirmó que son herramientas poderosas para la redistribución de la riqueza cultural. Se incrementaron los recursos del Profest, de 12 millones a 110 millones, apoyando a 98 festivales.

 

El presupuesto que llegue a este sector, añadió, como se ha hecho este año, se gastará de manera equitativa y responsable. “Nuestro compromiso es precisamente el diálogo que se puede generar entre los creadores nacionales y los del mundo, a través de plataformas constructivas”.

 

La secretaria de Cultura expuso que la mayor riqueza que tiene el país es su diversidad que había sido marginada, no vista o no tomada en cuenta. “Estábamos acostumbrados a consumir ciertos servicios, solamente en una lengua, provenientes de una cultura sin el reconocimiento absoluto de lo que somos como país, La comunidad afromexicana no se encontraba ni siquiera censada ni reconocida en la Constitución”.

 

“Hay que acostumbrarnos a escuchar las lenguas en tribuna, traducir a otras lenguas, no solamente la Constitución, sino aquellas herramientas que tienen los pueblos para reconocerse y en la medida en la que se pueda crear en una lengua, ésa se preservará. La literatura, el teatro y la música que se exprese en lengua originaria es una manera absoluta de preservación”.

 

Mencionó que los gastos superfluos son: tintorería, jardinería y celulares, “ahí está la austeridad, en lo que no es sustantivo para la cultura, pero ese dinero se ha reducido de manera responsable a muchas cosas que se habían dejado sin atender; la infraestructura cultural propia no ha recibido mantenimiento en décadas y ahí está la responsabilidad”.

 

Los apoyos para reconocer la diversidad cultural se hacen por primera vez en Imcine, en una convocatoria que reconoce la creación en lengua y también a la población afromexicana.

 

Sostuvo que la difusión es sustantiva y no es accesoria. “Cuando se realizan actividades culturales, de poco serviría si no se replican y no juegan un papel fundamental los medios culturales. El acompañamiento de los medios públicos ha sido vital para enriquecer y lograr tener presencia en otros espacios, a través de la coordinación de las radios estatales o comunitarias”.

 

En cuanto a la capacitación de los funcionarios en los municipios, dijo que se está teniendo una relación más cercana; sin embargo, aseveró, es necesario que cuenten con la formación suficiente.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.