· 

Primer Premio de Bellas Artes de Literatura en Lenguas Indígenas

Por: Redacción

INBAL

 

 

Los premios literarios nacionales que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) 2019 se abrieron para reconocer la diversidad lingüística del país y será Carlos Dámaso España (Kalu Tatyisavi), el escritor mixteco quien recibirá, en su primera edición, el Premio de Bellas Artes de Literatura en Lenguas Indígenas 2019 por su libro Tyi niin iyo (Porque el silencio).

 

Como parte de la política de reconocimiento e igualdad, el INBAL, conjuntamente con la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas; Fondo Ventura, AC, y la FILO invitaron a las y los escritores para participar en este nuevo Premio que coincide con el Año Internacional de las Lenguas Indígenas promovido por la Organización de las Naciones Unidas.

 

Son los propios hablantes del Tu'un savi (Palabra de la lluvia) quienes le dan el valor a una lengua milenaria que requiere estar “siempre en movimiento”, aseveró el escritor mixteco Kalu Tatyisavi .

 

“Nos corresponde a nosotros darle respiración, esto lo he intentado dando clases durante más de una década y con publicaciones en todos los géneros literarios; nos corresponde a nosotros hacer el ‘salto’ y, por supuesto, actuar para su revitalización”, afirmó, quien como profesor ha buscado preservarla a lo largo de más de una década.

 

El ganador de este inédito Premio aseguró que México es el país con más lenguas, culturas y poblaciones originarias en América Latina y, por ello, consideró que se debe hablar de plurinacionalidad y no de “multiculturalismo, interculturalidad o comunitarismo, pues es más colonialismo”.

 

Señaló que no tuvo inspiración para escribir su poemario, sino fue la necesidad de buscar otra historia, pues él habla “desde la terrible marginación social, de escudriñar la falta de conciencia de los hablantes de su posibilidad; es decir, se busca la contrahistoria y la antihistoria. La realidad se puede superar mediante la ficción y así quizá tenga el poder de la alteridad”.

 

Kalu Tatyisavi también estableció la diferencia entre el término originario y el indígena, pues para el autor es importante reconocer que las lenguas y culturas originarias tienen su propia denominación, la cual no puede ser asignada desde un cubículo o escritorio.

 

“Hay una diferencia fundamental entre el término originario y el indígena, el primero es la posibilidad, el origen desde aquí. Lo indígena es denominación del que desconoce y hace su trabajo desde el cubículo y el escritorio. Al repetirla, hemos sido parte de esta conmiseración. ¿Las lenguas y las culturas originarias no tienen su propio nombre? Aquí está el camino fuera de la banalidad y la superficialidad. Mi cultura se llama Ñuu Savi ‘País de la lluvia’, desde esta posibilidad se puede dar el siguiente paso con la vista un poco más allá”.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.