· 

La propuesta del PEF 2020 da prioridad a programas de alto impacto social

Por: Redacción

Cámara de San Lázaro

 

 

Ante diputados de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, la subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Victoria Rodríguez Ceja, afirmó que la propuesta del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) da prioridad a programas de alto impacto social, a través de la austeridad, eficiencia y racionalidad.

 

Aseguró que el PEF es congruente con finanzas públicas sanas, disciplina fiscal y un nivel de deuda equilibrado. Para el 2020 se propone un gasto neto total de 6 billones 96 mil millones de pesos, que representa una variación real positiva de .8 por ciento respecto al monto aprobado en el presente año.

 

En reunión de trabajo, la funcionaria destacó la importancia de aportar elementos que contribuyan al examen y discusión del proyecto del PEF para el ejercicio fiscal del próximo año.

 

El diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, refirió que en el proceso de elaboración del dictamen del Presupuesto de Egresos es necesario mantener la continuidad de los encuentros para elaborar y presentar todos los análisis técnicos que exige el gasto nacional.

 

La subsecretaria Rodríguez Ceja indicó que el proyecto presupuestal enviado a la Cámara de Diputados fue elaborado acorde con una perspectiva en el que las dependencias y entidades priorizan el gasto de inversión.

 

El paquete económico se construyó con el propósito de impulsar el desarrollo social, incrementar la inversión para mejorar la calidad de vida de la población en salud, educación y seguridad.

 

Además, al sector energético, que es estratégico para el país, tiene asignado un billón 28 mil 793 millones de pesos, agregó.

 

Por la prioridad de las acciones en seguridad se proponen 198 mil 135 millones de pesos; con este monto se continuará con el establecimiento de la Guardia Nacional adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la cual con la participación coordinada de las secretarías de Defensa y Marina se concibe como un instrumento en la prevención del delito y de la seguridad pública, la recuperación de la paz y el combate a la delincuencia en todo el país.

 

Respecto a la composición del PEF, explicó que para gasto programable se propone destinar 4 billones 395 mil millones de pesos, lo que representa el 72.1 por ciento del gasto neto total y un incremento de 2.3 por ciento, en términos reales, respecto de lo aprobado en 2019.

 

Para desarrollo social, el gasto propuesto se incrementa en 2.8 por ciento en términos reales respecto del aprobado en 2019, cuya participación abarca el 63.6 por ciento del total del gasto programable en el proyecto enviado a los diputados.

 

La funcionaria de la SHCP subrayó que el gasto de inversión asciende a 759 mil 868 millones de pesos, equivalente a un incremento de 2.5 por ciento respecto a lo autorizado en 2019; es decir, “la inversión crece por arriba de la tasa de crecimiento del presupuesto total”.

 

Señaló que la distribución del gasto neto permitirá atender los problemas sociales orientados a los sectores más vulnerables, así como cubrir las necesidades en educación, salud e infraestructura.

 

El monto de pensiones y jubilaciones asciende a 965 mil millones de pesos, casi un billón de pesos; crece 6.2 por ciento respecto al presente año. Enfatizó: “Este es uno de los crecimientos más importantes que tiene el proyecto del presupuesto”.

 

Las transferencias para los estados y municipios, ramo 33, con 731 mil millones de pesos; a sistemas de educación, 53 mil millones de pesos y el gasto operativo de las aportaciones de seguridad social, 14 mil millones de pesos.

 

Indicó que se propone un billón 701 mil millones de pesos destinados a gastos no programable; es decir 27.9 por ciento del gasto neto total, que implica una reducción de 2.8 por ciento respecto de 2019, que “serán destinados a cubrir las obligaciones de servicio de deuda pública, las participaciones en ingresos federales para entidades federativas y municipios.

 

Precisó que “es necesario tener presente que el proyecto de presupuesto 2020 tiene importantes restricciones, debido a que el 82 por ciento del gasto neto total se destina al cumplimiento de obligaciones de índole laboral, financiero o recursos que deben entregarse a organismos autónomos”.

 

“Únicamente queda el 18 por ciento restante para atender otros rubros de gasto”. Entre las restricciones destacan las de gasto no programable, cuya asignación no se puede modificar debido a que quedan fuera de las atribuciones del sector central o son obligaciones adquiridas.

 

Entre ellas están las participaciones federales a entidades y municipios por 944.3 mil millones de pesos, el costo financiero de la deuda del gobierno y empresas, así como intereses y comisiones derivadas, por 732 mil millones de pesos.

 

Resaltó que las políticas de austeridad, contención y eficiencia del gasto permiten que en el proyecto de presupuesto 2020 se reduzca el gasto de los ramos administrativos en 2.6 por ciento en términos reales respecto de lo aprobado en el presente ejercicio.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.