· 

Es importante conservar la riqueza lingüística y étnica de México

Por: Redacción

Cámara de San Lázaro

 

 

En su participación en tribuna de la Cámara de Diputados, con motivo del 2019 Año Internacional de las Lenguas Indígenas, Noé Dávalos Hinojosa, originario de la comunidad San Mateo del Mar, Tehuantepec, Oaxaca, se manifestó para que la educación en los pueblos indígenas se imparta en lengua originaria.

 

El hablante de la lengua huave señaló que es importante apoyar con becas a los docentes para que puedan superarse y mejoren su práctica hacia los alumnos de las comunidades.

 

El también ingeniero en Sistemas Computacionales por el Instituto Tecnológico del Istmo y licenciado en Educación Primaria para el Medio Indígena por la Universidad Pedagógica Nacional, indicó que “estos temas aparecen en cada discurso, pero la realidad es que al llevarlos a la práctica está muy lejos lograrlo”.

 

“La meta es acceder a un país con riqueza lingüística y étnica incomparable; es la herencia que merecen todas las lenguas originarias, para las generaciones actuales y futuras; saber que alguien pensó en ellas, que alguien se interesó, pues algunas están en riesgo real de desaparecer y otras están en lenta agonía”, añadió.

 

Noé Dávalos dijo que el país tiene en su interior diferentes lenguas originarias, eso revaloriza a la gente y el cómo nos ven otras naciones.

 

Subrayó que todas las lenguas originarias de cada nación, en particular la mexicana, tienen un valor incalculable, todas merecen el mismo trato, la misma importancia y estar legalmente fundamentadas.

 

“Nuestros ancestros enseñaban nuestra lengua a los niños y jóvenes a través del trabajo diario, de cuentos y diferentes relatos; en la faena diaria; en las fiestas, ayudando comunalmente; en el tequio de la comunidad. Se hablaba en todas partes, en la ciudad, en los pueblos vecinos; era un orgullo sentirse hablante de una lengua y conocer otras más. Sin embargo, en la actualidad, en los jóvenes y los niños esto va desapareciendo y se llega a tener una actitud negativa con respecto a la lengua originaria”.

 

Consideró una tarea titánica que hoy corresponde hacer, es desarrollar en las nuevas generaciones el amor y el deseo de conocer, revalorar y hablar en su propia lengua.

 

“Todos los conocimientos ancestrales que se desperdician, podrían cambiar el sentido de la humanidad; filosóficos, pedagógicos, lingüísticos y culturales que realmente deberíamos imitar son un legado lleno de sabiduría para las futuras generaciones”, externó.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.