· 

Arréglenselas sin nosotras

Por: Lorena G. Galván

El Mirador Economía

@loreeAsecas

 

La lucha feminista no es un tema nuevo ni un tema de moda, mucho menos un tema político; no se trata de colores ni de clases sociales, nuestra lucha se trata de romper con paradigmas sociales, laborales, cultural y sexuales, que han existido desde el principio de los tiempos. Las mujeres nos estamos uniendo para preconizar esta lucha por la igualdad, la justicia, la paz, el desarrollo, la

seguridad y la vida.

 

Demos un pasito atrás en la historia y recordemos que la lucha feminista se inició en 1908 por unas valientes que decidieron hacerse ver, para celebrar ‘El día de la mujer’ saliendo a las calles a defender sus derechos. 60 años después, la ONU declaró el 8 de marzo como “Día Internacional de la Mujer” una fecha que invita a todos en el mundo a luchar a favor de este tema.

 

A lo largo de la historia, las mujeres hemos vivido y padecido en diferentes matices algún tipo de violencia física, laboral, sexual, económica, psicológica, entre otras y aunque ser víctimas de la violencia no es exclusivo de las mujeres, sí es exclusivo la normalidad con la que se asume esta violencia; la cuál no necesariamente debe rematar en homicidio para ser visible.

 

La violencia hacia la mujer existe tan inmersa en nuestra sociedad que a veces les cuesta identificarla, pero está ahí, escondida en los chistes misóginos, en comentarios machistas, en la exclusión de oportunidades laborales, detrás de un “te pego porque te quiero”, en la comisura de un “porque te mantengo”; justo ahí en la mirada lasciva; en un “no te permitimos que decidas sobre tu cuerpo”, y ¿saben dónde está también? … En un “la empresa te da permiso de participar en el paro del 9 de marzo”, PERO “no se dará seguimiento a la queja por acoso que pusiste el mes pasado”; PERO “vamos a despedir a las mujeres embarazadas”; PERO “mañana seguiré hostigándote”. Porque NO SE TRATA DE QUE NOS DES PERMISO, SE TRATA DE QUE TE DES CUENTA DE LO VALEMOS, DE LO QUE APORTAMOS. DATE CUENTA DE QUE NOS ESTÁN MATANDO.

 

La violenta naturalidad donde la mujer está sumergida debe concluir. La idea del derecho al maltrato de la mujer por parte del hombre, no sé permitirá; ya no nos van a callar. Bajo el lema “mira cómo nos ponemos”, “ni una menos”, ente otros, alzamos la voz para pedir justica para Ingrid, para Abril, para Fátima y para todas esas mujeres que fueron asesinadas, acción para encontrar a todas esas mujeres desaparecidas, seguridad a todas nosotras que vivimos en constante peligro de que algún día seamos presa de violación y asesinato.

 

El paro del 9 de marzo ha causado mucha controversia y mucho picor en varios sectores, generando intercambio de opiniones, provocando infinidad de sentimientos y emociones. Lo cierto es que independientemente de las posturas, y de si se unen al paro o no… todos hablarán de él, sacudiendo al sistema patriarcal, nos estamos uniendo y apoyando entre mujeres, estamos encontrando aliados en muchos hombres, estamos transformado a golpe de pico y pala a la sociedad, estamos dando continuidad a lo que iniciaron esas mujeres trabajadoras en 1908 y a las que después de eso continuaron dejando la piel por conseguir todo lo que hoy tenemos. Así que continuemos en la lucha, cada quien dentro de su posibilidad y decisión, haciendo paro o permaneciendo en movimiento; lo importante es que sigamos generando visualización y provocando el cambio social que tanto nos hace falta.

 

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.