· 

Entre la prevención y la paranoia.

Por: Lorena G. Galván

El Mirador Economía

@LoreeAsecas

 

Todos en nuestra más interna negación quisiéramos que todo esto del COVID19 fuera una exageración, que no estuviéramos en riesgo ni nosotros ni nuestras familias, que no estuviera en riesgo nuestra economía ni la del país; lo cierto es que el COVID19 es real, y es importante trazar muy claramente la línea que divide la prevención de la paranoia.

 

El coronavirus es el tema de moda, se habla de él mundial y permanente, hablan de ello médicos, enfermeros, laboratoristas, comunicólogos, políticos, empresarios, abogados, ingenieros, periodistas, estudiantes, comediantes, músicos, sin ir más lejos, hablo de esto hasta yo; y es que es perfectamente entendible que hablemos de esto, es algo que nos genera a algunos incertidumbre y miedo, a otros les causa gracia, y a otros lo ven (desgraciadamente) como la oportunidad de emprender un negocio.

 

Es vital comprender que estamos ante una pandemia y lo más importante es estar informados pero con información verídica, certera. Aquí en México todos los días nos informan los especialistas en el tema a las 7 pm ¡TODOS LOS DÍAS!; el Dr. Hugo López Gatell Ramírez es un médico cirujano, especialista en medicina interna, maestro en ciencias médicas y Doctor en epidemiologia quien es nuestro subsecretario de prevención y promoción de la salud, sale a dar la cara y a explicar el día a día de la realidad del COVID19 en México, él no solo cuenta con los conocimientos para emitir una opinión y generar una estrategia, sino que además posee información fidedigna de cuántos casos, en dónde y en qué nivel de gravedad tiene cada uno de estos; sin embargo en lugar de darle promoción a esta información trascendental y real, nos topamos con audios, videos y comentarios perversos desinformando, intentando sembrar el pánico, sugiriendo estrategias basadas en nada, opinando como si tuvieran el conocimiento del tema (y no); muchas estas opiniones son contradictorias, equívocas, inconexas, incompletas con la circunstancia actual; supongo que esto obedece al miedo, al pánico, ese que nos hace salir corriendo a comprar papel higiénico, vaciar estantes en los súper mercados. Y es que la desinformación está a la orden del día, hay periodistas, por ejemplo, que en un afán de protagonismo o de perseguir la mejor nota, muchas veces están trasmitiendo información que no está mínimamente contrastada; y tenemos varios ejemplos como Raymundo Riva Palacio y el tan desafortunado desencuentro que tuvo con el embajador de Estados Unidos Cristopher Landau cuando el periodista compartió una información enteramente falsa; o cuando informaron que el señor José Kuri había fallecido por el coronavirus, y de más noticias que lejos de intentar llevar la verdades, pareciera que prefieren comprometer su credibilidad por mero sensacionalismo ante la premura en informar una tragedia, como si solo se tratara de ganar audiencia a cualquier precio, aunque el costo sea sembrar la histeria colectiva, ese bucle perverso que primero alimenta la alarma para luego recoger los frutos del pánico generado en forma de cuota de pantalla.

 

La prevención se fundamenta en la correcta información, hacer caso de las recomendaciones de higiene, lavarse las manos, no tocarse la boca, los ojos, al toser cubrirse la boca con el brazo, cuidar a nuestros familiares con factores de riesgo, cuidarnos nosotros si tenemos alguno de estos factores, ser prudentes en las compras puesto que esto quizá vaya para largo y hay que comprar solo lo necesario, debemos ser sensatos en cuanto a lugares a los que acudimos, juiciosos en comentarios y en la información que compartimos; actualmente nos estamos enfrentamos a un escenario de desconcierto político mundial, de psicogénica de masas, de alarmismo exacerbado y tenemos que hacerle frente, intentando tener la calma, respetar los tiempos, comprender que en este barco estamos todos, seamos conscientes, responsables y solidarios.

 

Les daré mis 5 recomendaciones para (con)vivir de la mejor manera ante la actual

situación

1. Empatía, porque no a todos nos afectan las cosas de la misma manera.

2. Cuídate. Solo Eres responsable de ti mismo.

3. No generes rumores, ni compartas información si no es una fuente confiable.

4. Compra solo lo que necesites.

5. Aprende a estar contigo mismo.

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.