· 

Depresión y líneas de apoyo durante la contingencia.

Por: Lorena G. Galván

El Mirador Economía

@loreeAsecas

 

 

La depresión mayor provoca una disfunción cognitiva y psicomotora que se caracteriza por una tristeza intensa lo suficientemente extensa como para obstaculizar la funcionalidad de las personas, a veces se puede exhibir una disminución del interés por actividades que antes se disfrutaba, llegando a generar pensamientos suicidas. Es indispensable mencionar que estos trastornos pueden presentarse a cualquier edad.

 

Solemos usar el término depresión para puntualizar un desánimo que es consecuencia de adventicias como un problema financiero, catástrofes naturales, enfermedades o perdidas. Sin embargo, el término correcto para estos estados de ánimo son la desmoralización y la pena, estos duran regularmente días o semanas y los pensamientos suicidas y la pérdida prolongada de la funcionalidad son mucho menos probables.

 

Las diferencias ente los sentimientos negativos de desmoralización y la depresión son principalmente en cuanto a la durabilidad; la desmoralización se esfuma cuando se resuelve la circunstancia, por ejemplo si uno esta desmoralizado por perder el trabajo, el estado de ánimo mejorará cuando logremos conseguir otro; otra diferencia ente la desmoralización es que ocurre en oleadas que tienden a estar ligadas al suceso adverso los cuales tienen la característica de poderse intercalar con periodos de emociones positivas y buen humor; la diferencia más importante entre las personas que tienen un trastorno depresivo y las personas que están atravesando por un sentimiento negativo de desmoralización es que éstas no están acompañadas por sentimientos generalizados de inutilidad y autodesprecio.

 

No obstante, los eventos y los factores de estrés que inducen la desmoralización también pueden empujar principalmente a personas vulnerables a un episodio depresivo mayor.

 

Los factores psicosociales anteceden normalmente a los episodios de depresión mayor; aunque estos eventos no suelen provocar depresión intensa de larga duración, a menos que se tenga una predisposición a padecer un trastorno del estado de ánimo.

 

Como bien sabemos, estamos atravesando por un presente desfavorable pues no sólo está la legitima preocupación por nuestra salud y la de nuestros familiares y amigos, sino también la incertidumbre sobre el empleo, la economía, las deudas, entre otras cosas que evidentemente alteran el estado de ánimo de cualquiera; sin embargo estas situación afecta mucho más gravemente a las personas que tiene diagnosticado algún tipo de depresión, esto se debe a que están proclives a sentimientos de preocupación, soledad, angustia, miedo y tristeza, lo cual se termina acentuando durante la pandemia y el confinamiento.

 

Se ha hablado muchísimo sobre  consejos para llevar esta pandemia de manera más orgánica, del cómo activar la mente y el cuerpo, pero casi todo esto ha sido dirigido a la población en general, sin embargo hay muchas personas con trastornos depresivos a los que no les alcanza el consejo de “limpiar el armario”, ni el de  “haz tu propio huerto”; para ellos se requieren directrices muy específicas como por ejemplo, es indispensable cumplir al pie de la letra el tratamiento establecido por su médico, estar en continuo contacto y en comunicación con su familia y amigos próximos con la finalidad de poder expresar lo que están viviendo. Entre las recomendaciones generales para afrontar el miedo y la tristeza de estos días, se puede recurrir a técnicas de relajación y meditación, evitar el exceso de información y más si se trata de notas alarmistas;  pero sobre todo es muy importante tener a la mano el contacto de apoyo para la salud mental AQUÍ

 

Hay que destacar que las personas reaccionan de maneras muy diversas ante circunstancias estresantes como lo que estamos viviendo actualmente, y todas las persona si lo necesitamos podemos recurrir a estas líneas de apoyo, si sentimos desasosiego, miedo, frustración, ira, desesperanza, sentimiento de abandono, falta de apetito, trastornos importantes de sueño, ansiedad, tristeza profunda  y esto persiste por más de 15 días es conveniente ponerse en contacto con las líneas de salud mental; no obstante para las personas con algún trastorno depresivo o con algún familiar que tenga este trastorno o cualquier otro trastorno es conveniente tener a la mano el contacto de la línea ayuda  y prestar mucha atención a las señales de alerta.

 

CONADIC

Atiende todos los días a cualquier hora

Teléfono: 800911200

@LaLineaDeLaVidamx

@LineaDe_LaVida

 

Atención Psicológica a distancia, UNAM

Atiende de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 hrs

5550250855

 

Locatel

Atiende todos los días a cualquier hora

5556581111

5554840443

 

Centro de integración juvenil

Atiende de lunes a viernes  de 8:30 a 22:00

5552121212

WhtasApp 5545551212

Quiénes somos

El Mirador Economía es una revista digital que aborda temas de política, economía y cultura, a través de investigaciones, entrevistas y foros.